}

¿Qué es una Burbuja Inmobiliaria?

By Team Online Property Shows, 03.01.2020

Breve Guía para Identificar una Burbuja Inmobiliaria

Una burbuja inmobiliaria es un incremento injustificado y excesivo de los precios de los inmuebles, muy por encima del IPC.

Estos aumentos de precios se explican recurriendo a factores externos, como la falta de suelo edificable, los beneficios fiscales o la especulación.

Se genera la sensación de que hay que aprovechar el momento para invertir en inmuebles, al precio que sea.

Las familias se endeudan, en ocasiones muy por encima de sus posibilidades reales de hacer frente a los créditos.

La última gran burbuja inmobiliaria que ha sufrido España se produjo entre los años 1997 y 2007.

Entre 2008 y 2015, la crisis inmobiliaria provocó una crisis inmobiliaria global en nuestra economía y aún hoy vivimos sus efectos.

La gran burbuja inmobiliaria que estalló en Estados Unidos en 2007 provocó una recesión que afectó, prácticamente, a todas las economías occidentales.

Una Burbuja Inmobiliaria en 10 Pasos

  1. Aumento de los precios de los bienes inmobiliarios.
  2. Los inversores se interesan en este mercado al aumentar su rentabilidad.
  3. Entre la población se genera la idea de que hay que invertir en el ladrillo antes de que los precios sigan subiendo.
  4. Al crecer la demanda, los precios continúan subiendo, ya de forma exagerada.
  5. Las empresas del sector construyen y comercializan más viviendas aprovechando los altos precios
  6. Se generan nuevos empleos en el sector inmobiliario, en la construcción, la comercialización y en otras empresas del sector.
  7. Los bancos aumentan sus líneas de crédito para satisfacer la demanda de financiación.
  8. La población se endeuda por encima de sus posibilidades.
  9. Se especula con los bienes inmuebles, lo que hace que los precios aumenten aún más.
  10. Se construyen promociones y viviendas en ubicaciones, calidades y precios que están, realmente, fuera del mercado.

Tras este proceso, sobreviene un ajuste muy rápido en la demanda, lo que provoca una caída importante en los precios.

Tras una situación de burbuja, sobreviene, de forma inmediata, una crisis del sector.

Cómo Identificar una Burbuja Inmobiliaria

Exceso de Especulación

Tanto inversores como particulares tienen la sensación de que la compraventa de inmuebles produce grandes beneficios.

Los precios se incrementan injustificadamente y de manera excesiva. Este incremento puede deberse a la especulación de los grandes inversores.

No hay una relación lineal entre los precios de oferta y los precios de demanda.

Exceso de Oferta

Un aumento excesivo en la cantidad de inmuebles en venta a precios elevados es un buen indicador de una crisis inmobiliaria en ciernes.

El exceso de oferta provoca que los inmuebles se devalúen y hace que, en ocasiones, el valor del crédito sea superior al valor del inmueble.

Exceso de Crédito

Los altos precios y la sensación de negocio rápido hacen que los inversores y las familias se endeuden para adquirir inmuebles.

Este endeudamiento se intenta justificar con el retorno «seguro» que se obtendría al vender el inmueble en caso de no poder hacer frente al crédito.

El exceso de crédito reduce la cantidad de dinero disponible y provoca que la venta de bienes de consumo caiga, afectando a toda la economía.

Desequilibirio con Otros Sectores de la Economía

Si los precios de los inmuebles aumentan, pero los ingresos de la población no, indica que el sector inmobiliario corre riesgo de caer en crisis.

En una economía sana, el aumento de ventas de inmuebles debe ir en consonancia con el aumento del empleo y del consumo en general.

¿Estamos ante una Burbuja Inmobiliaria?

Esta es la gran cuestión que se plantean las familias a la hora de invertir en un inmueble o al vender una propiedad.

En España, donde el sector del ladrillo tiene tanta importancia, una crisis en el sector inmobiliario en 2020 volvería a afectar a toda la economía.

Aún estamos sufriendo los efectos de la última gran crisis (2008 – 2014) que nació, de entre diferentes factores, por el estallido de una burbuja inmobiliaria.

En la actualidad, el sector inmobiliario es más fuerte y está más regulado que en los años de la última burbuja inmobiliaria y la crisis posterior.

Por otra parte, las entidades financieras que sobrevivieron a aquella crisis también resultaron fortalecidas.

¿Se enfrenta el Sector Inmobiliario a una Crisis en 2020?

Según datos del INE los precios de las viviendas continúan subiendo, pero a un ritmo pausado.

En el tercer trimestre de 2019, los precios de los inmuebles aumentaron un 4’7%, en una tendencia clara de estabilización.

La previsión para 2020 es que los precios se equilibren aún más, es decir, que el aumento de precios sea aún mejor.

Este aumento de precios sostenido pero equilibrado es beneficioso para la estabilidad del sector inmobiliario.

En ningún caso se espera que bajen los precios, lo que es positivo para quienes hayan adquirido una vivienda recientemente.

Por otro lado, los precios de los créditos continúan bajos, lo que permite que se estén vendiendo hipotecas a tipo fijo.

Esta estabilidad en los intereses, junto con el aumento de los controles de los bancos, hacen que no haya tanto riesgo de endeudamiento excesivo.

En nuestro país se sigue construyendo mucho, sin embargo, la demanda continúa siendo alta después de los años de crisis.

Además, se están desarrollando proyectos inmobiliarios en capitales de provincia fuera del eje costas-Madrid, lo que permite que se abran nuevos mercados.

Las nuevas tendencias del sector, como el «coworking» o el «coliving» también está abriendo la puerta a nuevos mercados.

El alto precio de los alquileres motivará también que la venta de viviendas habituales continúe creciendo.

Entonces, ¿2020 será un buen año para Comprar o Vender una Vivienda?

Aunque el sector inmobiliario continúa estabilizándose, los precios razonables y los tipos de interés bajos auguran un buen año.

Debido a los altos precios de los alquileres y a la falta de oferta, invertir en una vivienda habitual es una decisión interesante.

Tanto en obra nueva, como en viviendas en reventa, los precios continúan creciendo, pero de forma contenida.

Si está pensando en adquirir un inmueble, 2020 será el año de las nuevas tecnologías puestas al servicio de los compradores.

Tecnologías como la Inteligencia Artificial, los Tours 360 o las Ferias Inmobiliarias Virtuales 3D ayudarán al comprador a encontrar su vivienda ideal.

Si, por el contrario, está pensando en vender, el auge de nuevas herramientas reducirán drásticamente el tiempo y los costes de comercialización.


Otros artículos que te pueden interesar:
Marketing Inmobiliario: La Búsqueda de Nuevas (y mejores) Herramientas
Alexia se ha unido a la [R]evolución inmobiliaria
Networking Inmobiliario en Ferias Inmobiliarias Virtuales